Monasterio de La Oliva

banneroliva

El Monasterio de Santa María la Real de la Oliva, situado en la localidad de Carcastillo, al norte de las Bardenas Reales, es uno de los más genuinos ejemplos del arte cisterciense de España, el claustro gótico, la sala capitular y la capilla de San Jesucristo le descubrirán la importancia artística de este monasterio, construido en los siglos XII y XIII, en el que resulta fácil pasar las horas en tranquila y permanente meditación.

Historia y fundación del Monasterio

 

Claustro del Monasterio

Claustro del Monasterio

Fue fundado en 1143 por el rey García Ramírez el Monasterio de la Oliva. La iglesia principal comenzada en el siglo XII tiene tres naves. Una principal y dos laterales más pequeñas, terminando en una cabecera con cinco capillas, cuatro menores y una Mayor con ábside semicircular. A destacar el bellísimo claustro gótico del s. XIV, y la sala Capitular, resto del antiguo claustro románico.

La Oliva conoció su máximo esplendor durante los siglos XII y XIII, épocas en las que gozó de muchas posesiones y rentas saneadas. El monasterio fue abandonado en el siglo XIX a consecuencia del desvalijamiento que sufrió durante la guerra de la Independencia por parte francesa, y a la Desamortización, pero en 1927 se reanudó la vida monástica.

Del Monasterio medieval quedan importantes dependencias como su imponente iglesia, el claustro gótico, la sala capitular, la cocina, la sala de los monjes y la capilla de San Jesucristo.

Hoy en día

 

En la actualidad el monasterio, cuenta con una hospedería en la que puede alojarse cualquier visitante, dispone también de viñedos y bodegas, y bajo la marca Monasterio de La Oliva comercializa vinos tintos (reserva, crianza y jóvenes), rosado, vino de licor y vino para celebrar misa. Todos, salvo el licor, están amparados por la Denominación Origen Navarra y pueden adquirirse en la tienda del monasterio.

Vista aérea del Monasterio

Vista aérea del Monasterio

Además de la riqueza artística, el cenobio brinda al visitante la oportunidad de asistir, vestido con decoro y guardando silencio, a las liturgias diariamente cantadas por los monjes en lengua vernácula, las cuales se celebran a las 4:30 (Rezos); 7:00 (Eucaristía); 8:15 (Tercia); 12:45 (Sexta); 15:10 (Dona); 18:30 (Vísperas) y 20:45 (Completas y Salve).

Fuentes: Turismo Navarra; Monasterio de la Oliva