Conventos de Olite

Además de las dos Iglesias, Olite cuenta con dos conventos

  • Convento de San Francisco

Cuenta la leyenda que fue el propio San Francisco de Asís el fundador del convento de Olite, de paso en su peregrinación a Santiago de Compostela (h. 1213-1214). El primer documento que confirma la presencia de los “frayres menores” data de 1243 y figura en un testamento del archivo de la iglesia de San Pedro. La representación de San Francisco en un capitel de la portada de la iglesia de Santa María apoya la relación del santo con Olite.

Convento de Olite

Convento de San Francisco

Los monarcas navarros, muy presentes en Olite, eran devotos y favorecieron a la orden por medio de aportaciones económicas para las obras, manutención, ayudas para estudios en universidades francesas, fundaciones pías y funciones religiosas.

Desde sus orígenes formó parte de la Provincia de Aragón, dentro de la Custodia de Navarra, pasando en 1565 a formar parte de la de Burgos con el cambio de la regla mitigada del Conventualismo a la austeridad de la Observancia. En 1745 la comunidad se transforma en “Colegio Apostólico” para formar y enviar misioneros por diversos puntos de España y América.

También sufrió las transformaciones sociales y políticas de los tiempos. Fue utilizado como hospital durante la guerra de la Convención (1795) y en la segunda guerra Carlista (1872-1876), y conoció la exclaustración de los frailes y la destrucción parcial del convento durante la guerra de la Independencia. Nuevas medidas de exclaustración dictadas por gobiernos liberales (1836) convirtieron el convento en “Casa de Venerables” permaneciendo los frailes sexagenarios. En el momento de la restauración definitiva de la orden en 1880 solamente quedaban dos padres. Desde esa fecha el convento pasa a formar parte de la Provincia de Cantabria/Arantzazu, dedicándose como casa de estudios de teología y filosofía hasta 1976.

La comunidad franciscana ha estado abierta al pueblo y ha sido fundamental su aportación al desarrollo de la vida social, cultural y religiosa de la localidad.

Dentro se encuentra la imagen de la “Virgen del Cólera”.

Fuente: www.olite.es

  • Convento de Santa Engracia

Antiguo convento de los Hospitalarios de San Antón. En el conjunto monástico, destaca por su interés la iglesia, cuyo origen se remonta al siglo XIII, si bien fue reformada en los siglos XVII y XVIII. Cabe destacar  et retablo rococó dedicado a Santa Engracia y un Cristo hispano-flamenco.

Convento de Olite

Convento de Santa Engracia

La comunidad de hermanas clarisas del monasterio de Santa Engracia de Olite es heredera de la rica historia y patrimonio del monasterio de Santa Engracia de Pamplona. Desde 1804 habitan en lo que anteriormente fuera casa-hospital mayor de la orden de San Antonio Abad.

El convento de Santa Engracia de Pamplona tiene el honor de ser el primer convento de clarisas fundado fuera de Italia, todavía en vida de Santa Clara.

Sobre su origen se cuestiona si fue consecuencia del paso de San Francisco de Asís hacia Santiago de Compostela, del establecimiento e intervención de frailes franciscanos asentados en Pamplona o si pamplonesas acudieron a Asís a conocer el ejemplo y modo de vida propuesto por Clara. Lo cierto es que ya antes de 1228 había seguidoras de Clara en Pamplona que llevaban un género de vida de piedad en el beaterio bajo la advocación de Santa María de las Vírgenes. La bula fundacional del convento de Pamplona es del 12 de abril de 1228 dada por el Papa Gregorio IX.

El monasterio quedó bajó la jurisdicción directa de la Sede Apostólica, a excepción de los sacramentos, y con la condición de tributar todos los años una libra de cera al obispo diocesano en la fiesta de la Asunción. Los franciscanos llevarán la dirección espiritual

Situado extramuros, el convento es una fundación del siglo XIII reconstruido casi en su totalidad entre 1607 y 1612 por el maestro de obras Miguel de Celaya. En 1718 se efectuaron obras de importancia, fecha inscrita en el dintel de la puerta interior de la entrada.

Fuente: www.olite.es