iglesias de olite | san pedro y santa maría

Descubre las Iglesias de Olite: San Pedro y Santa María.

  • Iglesia de San Pedro

De la primitiva iglesia erigida en Olite, dedicada a San Felices (1138), apenas tenemos noticias.

Iglesias de Olite

San Pedro

Va a ser la Iglesia de San Pedro la que adquiera el papel principal en la Edad Media y de ella van a depender como iglesias filiales las de Santa María, San Bartolomé y San Miguel.

La historia de este templo (y de la iglesia de Olite en general) queda vinculada desde sus orígenes al monasterio de Montearagón (Huesca), por donación del rey Sancho Ramírez en 1093, pasando los derechos posteriormente al obispo de Barbastro (1571). Vinculación que perdura hasta el Concordato de 1851 entre Iglesia-Estado.

San Pedro fue la iglesia matriz, aquí residía el Cabildo de las Parroquiales de Olite, era sede de diversas cofradías y el ostentoso culto era atendido por el vicario y hasta 12-16 beneficiados o racioneros.

En la actualidad está siendo arreglada la torre.

Fuente: www.olite.es

  • Iglesia de Santa María la Real

La Iglesia de Santa María entra en la historia en el siglo XIII subordinada de la iglesia de San Pedro.

Iglesias de Olite

Santa Maria

Con el tiempo fue adquiriendo entidad y autonomía contando con vicario propio (siglo XV) y consiguiendo el rango de parroquia a partir de las disposiciones del Concilio de Trento (1545-1563).

Adosada al Palacio Real fue utilizada por los monarcas navarros en las grandes festividades y actos solemnes. El Palacio disponía decapilla propia, dedicada a San Jorge, y una tribuna particular cerrada con celosías en Santa María. Aquí se celebraron Cortes del reino, bautizos, bodas y exequias reales. Los monarcas navarros la favorecieron de una manera especial: apoyaron su construcción, erigieron altares y fundaron capellanías y cofradías. Escudos de los monarcas decoraban la fachada y la talla de la reina Doña Blanca preside el arco de entrada del atrio.